top of page
  • Foto del escritorMayra Cotes

Terminemos con la entrevista

Entrevista hecha por la revista virtual “PRIMERO ESTABA EL MAR”

-R.P.E.M. ¿Hay algunas influencias importantes de escritores en tu proceso creativo? ¿Cuáles?

El primer libro grande que leí fue “Lo que el viento se llevó” de Margaret Mitchell, y me obsesioné, con ella, fue su única obra, pero fue suficiente para hacer una obra maestra, me encanta como combina la rigidez de contar hechos históricos, con la expresiva emotividad de una mujer por fuera de su contexto social, la forma en que la protagonista máquina, manipula se anticipa me maravillaba, y es una mujer que también se da el permiso de describir telas, corpiños, peinados… como emociones deseos frustraciones. Así somos las mujeres, una mezcla integral de muchas cosas, algunas pueriles, otras más profundas, pero todas esas cosas nos conforman, nos hacen ser quienes somos.

De pronto, no es este, el estricto orden de relevancia, pero debo mencionar a Edgar Alan Poe, me encanta la tensión que genera, el permiso que se da de ser malo (espero no me estés psicoanalizando y determines que soy una psicópata jajajaa) y digo ser malo en el sentido que no le da ningún pudor, enterrar corazones y que luego la culpa atormente al protagonista. Bueno encuentro delicioso mandarme en un tobogán mientras lo leo sin saber que me espera al final del recorrido.

Por supuesto que está García Márquez, es que parecerá excesivo regionalismo, pero realmente, el caribe es mágico, es sólo observar un poco y emanan las historias más asombrosas, la forma de narrar de la gente, la música, la sonoridad de las palabras, la inventiva para hacer bromas, para poner sobrenombres. Entonces leer a García Márquez es ese reencontrarse con esa esencia caribe, yo no sé qué sensación despierte él, cuando lo leen personas de otros países. Pero para mí es reconocerme permanente como parte de algo. Y esa misma sensación me genera David Sánchez Juliao, yo abrazo su escritura y digo, esta es mi identidad.

- R.P.E.M. ¿Qué esperar de la publicación de Amores y otros encuentros desafortunados?

¿Qué esperar para mí? O ¿qué deben esperar los demás del libro? Bueno si es para mí, espero que les guste a muchas personas, que se diviertan, que se lo tomen con humor y hagan las reflexiones necesarias, que les pueda llevar alguna inquietud a sus vidas, que cuando piensen en él sonrían o asientan, en silencio.

Y que creo que deben esperar del libro, una lectura, que divierte, evoca, transporta, te lleva a la mar a situaciones imaginarias como glaseado de un pastel, pero que en su esencia te deja pensando sobre las cosas esenciales de la vida, y como está en nuestras manos darle valor a lo esencial o distraernos con lo banal, como podemos ser los libretistas de nuestro propio cuento y jugar a contarnos historias desde adentro.

Yo no empiezo a escribir con una intención previa, las historias brotan como cuando garabateas en una servilleta mientras conversas, significan después de hechas. Las coloco en mis lugares comunes en los rostros que veo a diario, las coloreo con lo ridículo, les espolvoreo un toque de humor o de mi emoción más visceral, casi siempre empiezan con una idea, una frase, que me da punzaditas constantes hasta que la desarrollo, de vez en cuando me llegan en ráfaga, de principio a fin y debo correr a escribirlas, mientras me dura el impulso, luego las pulo, pero si comienzo queriéndolas pulidas se transfiguran y nunca son como en mi cabeza me las dictó la primera vez.

- R.P.E.M. Y después del libro, ¿Qué planes y proyectos te propones?

Bueno, necesito tomarme con disciplina la historia de Juan, ya la cocina está limpia y esa cena debe cocinarse, aunque duela, esa exhortación debe hacerse, ya están avanzados varios capítulos, el asunto es como terminar una historia que habla de tu vida, cuando la vida no tiene una conclusión. Me falta definir cuándo parar. Cuando decir… y colorín colorado…

Estamos trabajando en un blog, donde se muestren los cuentos acompañados de videos, la idea es cautivar “lectores “ desde la parte audiovisual, sabes que ahora está en auge la comunicación digital, inmediata, con la presencia y la historia detrás de los protagonistas, poder llegar a un dialogo directo con las personas que quieren hablarte. Retroalimentar la comunicación.

A mí me sigue gustando la idea romántica del libro en físico, del olor de las páginas, de poder llevármelo a todos lados, pero es necesario comunicar en todos los canales posibles, para llegar a más receptores, los lectores leerán, pero los que no suelen leer, pueden ser a traídos desde lo visual, lo auditivo y finalmente leer

Y digo estamos porque es un producto familiar, estamos reuniendo talentos, amigos ideas, son innumerables las sinergias que se consiguen en estos procesos. El amigo que no veías hace 20 años que decide colaborarte con los dibujos, el hermano que se cubre con su alter ego para no figurar pero que está ahí presente en las ilustraciones y las correcciones y el apoyo toral, la amiga que se pone el disfraz de editora para acompañarme plenamente en el proceso. La amiga perdida hace mil años que ahora es fotógrafa y hace un trabajo excelente, el director de la revista que te publicó por primera vez siendo también tu primer “tu puedes”. El sobrino comunicador social que te contacta con las personas que concretan las ideas en productos palpables y te acompaña en el conversatorio. El que entre los ires y venires del afecto en lo cotidiano de un matrimonio, lleno de tensiones, con una familia que maneja circunstancias complicadas, te brinda el apoyo necesario para cumplir tus sueños, se entusiasma los vuelve sus proyectos y lidia con mis inseguridades y dudas.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

TERRACOTA

Comments


bottom of page